¿Cómo cuido mi bowl de coco?

LAVAR:

Lavar a mano en agua con jabón. No uses la lavadora de trastes y tampoco los dejes remojando con agua o jabón por mucho tiempo.

COMER:

Oh my coco sirve mejor para comida a temperatura ambiente o comida fría. Para platillos calientes prepara tu oh my coco para el cambio de temperatura mojándolo en agua tibia y déjalo secar.

En algunas ocasiones la comida caliente puede causar que el bowl se crackee.

No expongas tu oh my coco a calor extremo, no lo pongas en el refrigerador, microondas, horno o lavadora de trastes.

Consejos para su durabilidad:

Barniza tu oh my coco con aceite de coco virgen (o cualquier otro aceite natural) cada 10 usadas aproximadamente, esto mantendrá tu oh my coco suave y con la superficie brillante mientras resella los poros.